Caballo chileno – 4


Tanto es así, que actualmente los campeones del freno de oro, máxima competencia de los criollos de Brasil, son caballos chilenos puros. Así mismo, en el libro de reproductores de mérito del año 2011 de Brasil, nos encontramos que casi todos los reproductores son chilenos puros, de criaderos chilenos, y los menos son chilenos puros de criaderos de cabañas brasileñas o con gran influencia de sangre chilena, lo que les ha permitido el gigantesco salto funcional de sus crianzas, en Brasil, Argentina y Uruguay, que adicionalmente han trabajado mucho y muy seriamente en la selección morfológica de sus criollos, trabajo que es más complicado en Chile por lo atomizado de la crianza y la falta información y formación técnica profunda, y la que pueda existir está al alcance de sólo unos pocos.

Por decreto supremo esta raza de caballos está a cargo de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, entidad que regula la correcta inscripción de los caballos chilenos. El objetivo de esta federación es reglamentar, difundir y mantener pura la crianza de la raza chilena de caballos. Su actual presidente es Agustín Edwards Eastman. Desde el 26 de abril de 2011 el caballo chileno es considerado Monumento natural de Chile, mediante decreto supremo firmado por el Presidente Sebastián Piñera.

Características

La función principal de los caballos chilenos hasta la irrupción del automóvil y las prácticas modernas de ganadería era servir como medio de transporte y como montura de quienes trabajaban con ganado, por ello la selección estaba orientada a producir animales ágiles, resistentes y de tamaño mediano.

La alzada del caballo chileno es mediana, por lo general no supera los 145 centímetros, esto ayuda a que al momento de atajar un novillo lo haga con el pecho y no con las manos. El promedio de la alzada es de 1,42 metros en los machos y 1,40 en las hembras, además la amplitud de su perímetro torácico fluctúa entre desde 1,62 a 1,82 metros.

La cabeza es “acarnerada”, muy parecido al caballo andaluz. El perfil curvo comienza desde la base de la frente en la línea que une ambos ejes. Las orejas son pequeñas a medianas y móviles, de regular textura y tienen los ollares dilatados y los ojos son vivos y ligeramente cubiertos por la arcada orbital. El cuello es corto y muy grueso, además está fuertemente insertado en la paleta.