Caballos de sirga


El transporte fluvial y por canales con embarcaciones estiradas por personas o animales data de épocas remotas. En el río Ebro eran típicos los laúds sirgas por mulas desaparecidas en fecha relativamente reciente. En otros lugares la tradición era milenaria. Por ejemplo en China (los sirgadores del río Yang Tse, el Gran Canal, …). En Francia e Inglaterra el transporte de mercancías por ríos y canales con tracción animal fue muy importante antes y durante la revolución industrial.

La difusión de animales de tiro más grandes permitió su uso en estas actividades. La sirga exige caminos de sirga adecuados que no son siempre factibles en todo el recorrido. El animal debe sufrir esfuerzos laterales y el tráfico forzoso por tramos sin camino, pisando suelos muy duros (a veces pedregosos y otras veces fangosos o llenos). La vida de un caballo de sirga era muy dura y sólo se podía soportar dos o tres años.

Accionamiento de máquinas

El caballo fue utilizado como motor para accionar maquinaria y artefactos diversos: telares, molinos, prensas, trepixs, bombas de agua, … Uno o más caballos se firme a un cabestrante de eje vertical al cabo de barras relativamente largas dispuestas en forma radial. Cada animal caminaba en círculo haciendo una fuerza determinada (del orden de 20-40 Kgf). El producto de la fuerza por el radio es un “momento” (momento motor, par de fuerzas) que, combinado con las revoluciones, determina una potencia.

Trabajos forestales

Una de las pocas tareas en que las caballos de tiro (y las mulas) son insustituibles es en el arrastre de troncos en terrenos difíciles.

Tiro pesado

Todas las razas de caballos de tiro pesado tienen características similares. Son caballos de gran altura (desde 1,60 m hasta más de 1,80 m en la cruz) y de gran masa muscular (pesan desde 600 hasta más de 1.000 Kg). Tienen los hombros y los cuartillas reacios, lo que facilita que puedan ejercer esfuerzos de tracción pero que provocan movimientos verticales más violentos en la locomoción (son más incómodos para un eventual jinete).

El esqueleto es reforzado y la musculatura bien desarrollada, con una grupa poderosa. Su morfología es brevilínea, con extremidades relativamente cortas. El perfil de la cabeza es rectilíneo o convexo. Son, generalmente, de carácter muy tranquilo.