Caballos en la Primera Guerra Mundial – Parte 2


Muchos estrategas británicos fuera de las unidades de caballería se percataron, antes de la guerra, de que los avances tecnoloógicos significarían que la era de la guerra a caballo se acercaba a su fin. Como muchos oficiales de alto nivel estuvieron en desacuerdo, mantuvieron regimientos de caballería preparados durante toda la guerra, a pesar de su utilidad limitada.

Los escasos recursos en tiempos de guerra fueron usados para formar y mantener regimientos de caballería que fueron empleados raramente. El uso continuado de la carga de caballería como una maniobra táctica resultó en la pérdida de muchos soldados y caballos en ataques infructuosos contra las ametralladoras enemigas.

Al principio de la guerra sucedieron escaramuzas en distintos frentes que involucraron caballos y tropas montadas que fueron ampliamente usadas para el reconocimiento. La caballería británica estaba entrenada para luchar tanto a pie como montada, pero la mayor parte de caballerías europeas todavía recurrían a la táctica de choque de las cargas montadas.

Hubo casos aislados de combates de choque exitoso en el frente occidental, donde las divisiones de caballería también proporcionaron una importante potencia de fuego móvil. A inicios de 1917 se desplegó caballería junto con tanques y aviones especialmente en la batalla de Cambrai donde se esperaba que la caballería aprovecharan entradas en las líneas que los tanques más lentos no podían usar, sin embargo este plan nunca llegó a realizarse or causa de la pérdida de oportunidades y al uso de ametralladoras por parte de las fuerzas alemanas.

En Cambrai, las tropas de Gran Bretaña, Canadá, India y Alemania participaron en las acciones montadas. La caballería fue desplegada incluso en una fase tardía de la guerra, con tropas de caballería aliada asediando a las fuerzas alemanas en repliegue en 1918 durante la Ofensiva de los Cien Días, cuando los caballos y los tanques continuaron siendo usados en las mismas batallas. En comparación con su utilidad limitada en el Frente Occidental, «caballería era literalmente indispensable en el Frente Oriental y en el Oriente Medio».

Grandes cambios en el uso táctico de la caballería fueron una característica notable de la primera guerra mundial, dado que el armamento mejorado volvía inefectiva a las cargas frontales.