Coronel Lorenzo Vinnter – Parte 2


Tuvo el honor de informar, el 20 de febrero de 1885, la finalización de la lucha en el lejano Sur de país y la dispersión de la resistencia aborigen: “Me es altamente satisfactorio y cábeme el honor de manifestar al Superior Gobierno y al país, por su intermedio de V.S. que ha desaparecido para siempre en el Sud de la República toda limitación fronteriza con el salvaje… Las aspiraciones del Gobierno y del país hánse realizado en menos de un decenio… En el Sud de la República no existen ya dentro de su territorio fronteras humillantes impuestas a la civilización por las chuzas del salvaje… Ha concluido para siempre, en esta parte, la guerra secular que contra el indio tuvo su principio en las inmediaciones de la Capital en el año de 1535…” (Memoria del Departamento de Guerra y Marina, años 1884-1885).

Prosiguiendo su destacada carrera militar ocupa diversas funciones castrenses: Inspector General de Caballería, 1892; Jefe del Estado Mayor, 1894; Inspector de Líneas Militares, 1895; Jefe de la División del Litoral, en 1896, cuando ascienda a General de División.

A fines del siglo XIX varios centros de población se habían constituido en el Chaco Austral, por tal motivo se hacía sumamente necesario garantizar su subsistencia. En 1899 las autoridades correspondientes disponen que el General Lorenzo Winter lleve una campaña,

A esta campaña la integraron los Regimientos 12º de Infantería, 1º, 6º, 8º, 11º y 12º de Caballería, y el 3º de Artillería Ligera.

Posteriormente se le incorporaron los Regimientos de Caballería 6º, 1º y 11º, con un total de 1700 hombres que procedían de San Luis, Mendoza, Cuyo y Paracao (Entre Ríos).

Los Regimientos fueron convenientemente ubicados así: el 6º en Tostado, Santa Fe; el 8º en Florencia; el 11º en La Sabana; el 1º en Resistencia y el 12º en Formosa.

Pese a la gran extensión que cubrían estos cuerpos, las bajas humanas fueron escasas, casi nulas, no así los animales, que por enfermedades como el mal de caderas, entre otras, murieron 1040 caballos y 490 mulas, es decir el 50% de los que habían iniciado la campaña.