Cultura del caballo en las tribus nativas de Estados Unidos


Cultura del caballo en las tribus nativas de Estados Unidos

Se conoce como cultura del caballo en las tribus nativas de Estados Unidos (horse culture) al estilo de vida desarrollado por los amerindios de las grandes llanuras tras la introducción del caballo a sus actividades cotidianas, aproximadamente desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX.

La crianza de este animal indujo cambios significativos en sus hábitos de cacería, movilización y bélicos. Los grupos étnicos que adoptaron a este animal incluían a los sioux, pies negros, crow, cheyennes, arapaho,kiowas y comanches.

Antecedentes

En el territorio norteamericano existieron caballos prehistóricos, los cuales se extinguieron hace 10.000 años. Antes de la llegada de los pioneros al oeste de los Estados Unidos, las grandes llanuras estuvieron pobladas por diferentes etnias amerindias que se mantenían de la caza y la agricultura. También enormes manadas de bisontes cruzaban las extensiones, de ellas se beneficiaban estas poblaciones movilizando sus villas dos veces al año en caza de estos animales. Lo hacían al comenzar el verano, antes de iniciar el cultivo, y después del otoño, cuando la cosecha era recogida.

Un método usual era espantarlos (por medio de hombres o perros) hacia un precipicio desde el cual las bestias caían muertas o lesionadas. Durante estas migraciones los nativos vivían en sus tipis, habitaciones de fácil movilización.

La adopción del caballo en las actividades diarias de estos pueblos se dio poco a poco. Con la presencia de los españoles en la zona de Nuevo México eran muchos los rancheros que poseían este animal, a los nativos les era prohibido jinetearlos y poseerlos, pero algunos aprendieron a convivir con ellos. Desde el siglo XVII diversos conflictos provocaron su adquisición, al mismo tiempo, armas eran traficadas por franceses e ingleses a cambio de pieles.

Para el caso, es probable que Utes llevaron consigo estos animales cuando abandonaban a sus patrones españoles con rumbo a Nuevo México. Con el tiempo esta etnia se convertiría en un importante pueblo de la zona de la Gran Cuenca. También los Taos tomaron consigo caballos llevándolos a la zona de Kansas, para de allí extenderse a los Comanches, Wichita, Kiowa y otras etnias.

Con la rebelíón Pueblo de 1680 muchos caballos fueron dejados a disposición de los nativos. Particularmente los comanches serían considerados entre los más destacados jinetes.