El Caballo Percherón


El Caballo Percherón es una raza equina que se originó en la provincia de Le Perche, cerca de Normandía, en Francia. Se cree ampliamente que el caballo árabe jugó un papel importante en el desarrollo del Percherón.

En las cruzadas, la Casta de Percherón se reconoció ampliamente como excelente por su fuerza y entereza, así como por su belleza característica y estilo. Por el siglo XVII los caballos producidos en Le Perche tenían una notoriedad extendida.

El Percheron del siglo XIX no mostró menos peso y fácilmente se adaptó a tirar los coches del correo pesados de Francia. En 1823, un caballo llamado JEAN LE BLANC se cruzo con la yegua en Le Perche y todos los descendientes de Percheron se remontan directamente a este caballo.
El Percheron se volvió el favorito del granjero americano y el tronquista que moverían carga en las calles de la ciudad de la nación rápidamente. Luego de la Segunda Guerra Mundial, con la introducción del tractor a la granja moderna hizo que la casta casi se extinguiera.

Cuando América se modernizó y mecanizó, el Percheron fue casi olvidado. Sin embargo, un manojo de granjeros que incluyen muchos Amish, dedicado a la preservación de la casta, lo guardó vivo a través de los próximos veinte años. En 1960 se dislumbró un renacimiento en el negocio y los americanos redescubrieron la utilidad del caballo.

Los Percherón regresan ahora a granjas pequeñas y trabajando en los campos, miles de Percheron se usan para recreación como hayrides, paseos del trineo y desfiles. Se muestran en competición, cabestro y montando clases en muchos estados y las ferias locales por el país.
Ellos también se utilizan anunciando y realizando promoción de otros negocios. Ellos son una vista común en muchas calles de la ciudad como el carruaje y los adornos comerciales en las áreas turísticas de muchas de nuestras ciudades mayores.

Características

El caballo Percherón destaca por tener la cabeza elegante que se amplía entre los ojos, tienen una gran cola larga y muy espesa y un torso robusto, sus patas son cortas pero muy fuertes y están dotadas de unos cascos muy duros. Son resistentes a la mayoría de tipos de condiciones climáticas y si se les transporta a otros climas se adaptan con facilidad y rapidez.