El rejón


El rejón es un instrumento de torear a caballo consistente en una vara de madera de 1 a 1,5 metros de largo y rematado con una cuchilla de acero en la punta que utiliza el rejoneador, bien para banderillear al toro o bien para darle muerte.

La cuchilla es lo que da el nombre actual al rejón, que antiguamente se denominaba también garrochón referencia a la vara de madera. El material y longitud de la vara y la forma y condición de la punta de hierro han variado a lo largo del tiempo y han sido objeto de tratamiento detallado por parte de los manuales de tauromaquia.

Durante la lidia, el rejoneador se luce colocando diversos rejones con adornos de tela sobre el dorso del toro, anclados en su piel. Hoy en día, el rejoneo no es una suerte como tal, como en el toreo antiguo, sino que constituye una lidia por sí misma (llamada corrida de rejones), con la misma estructura que las corridas de toreros a pie, en la cual se banderillea primero y se da muerte después al astado mediante el rejón de muerte (una espada larga elaborada como rejón).

Las corridas de rejones o rejoneadores tienen en la actualidad la misma estructura de las corridas de toreros, la faena se divide de igual forma en tercios y el rejoneador coloca las banderillas a caballo.

Entre los personajes históricos que han practicado el toreo a caballo pueden mencionarse a Carlos I, a El Cid Campeador y a Fernando VII, entre otros.

En el rejoneo han destacado diversas figuras como el madrileño Bernardino Landete (creador del par al violín), los andaluces Joaquín Pareja-Obregón, Álvaro Domecq Díez y Álvaro Montes, la sudamericana Conchita Cintrón o el portugués João Moura.

En la actualidad destacan el navarro Pablo Hermoso de Mendoza, el jerezano Fermín Bohórquez, el gaditano Paco Ojeda, los hermanos Ángel Peralta Pineda y Rafael Peralta Pineda, Álvaro Domecq Romero, Raúl Martín Burgos, Andrés Céspedes González “Andy” Cartagena y Leonardo Hernandez, y los portugueses José Samuel Lupi, Rui Fernandes, João Salgueiro y Diego Ventura.

En la actualidad se realizan pocas corridas de rejones y la mayoría de estos artistas participan en corridas mixtas junto a toreros de a pie como acompañantes del espectáculo.