Equitación handisport


Equitación handisport

Historia

La equinoterapia nació en las intalaciones del Pentathlón Deportivo Militar Universitario en 1969, con la denominación de “gimnasia ecuestre”, fue introducida por el comandante Rogelio Hernández Huerta, quien era entrenador de gimnasia y preparador físico en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano del Comité Olímpico Mexicano. Sus conocimientos en la materia lo llevaron a formar grupos de inválidos, con lo que dio los primeros pasos en lo que ahora se llama “equinoterapia”. Fue pionero en esta disciplina alternativa, la introdujo también en las instalaciones del Club Hípico de la Ciudad de México, en donde se copio su técnica. Dio cursos en Guatemala, Canadá, Argentina e inclusive en la República Popular China. Actualmente dirige un grupo de jóvenes que gustan de esta materia filantrópica, su técnica es totalmente diferente a la que actualmente se lleva a cabo; motivo por el cual es recomendable para aquellas familias que requieren de otra alternativa y se les sugiere entrar a la página oficial del Pentathlón Deportivo Militar Universitario.

Equitación handisport

La equitación handisport reagrupa varias disciplinas de deportes ecuestres de tipo competitivo, que fundamentalmente se desarrollaron a partir de los años 1970, tanto para los discapacitados visuales como para aquellos que tienen problemas motores o mentales.

La equitación también puede ser encarada como un medio o una forma de desplazamiento, así como una actividad de entretenimiento, que por ejemplo permite hacer paseos guiados por zonas naturales (bosque, playa, sierra, etc) así como senderismo a caballo.

Reglas

La equitación handisport respeta las reglas establecidas por la Federación Ecuestre Internacional, modificadas por el Comité Internacional Ecuestre Paralímpico, a efectos de tener en cuenta las particulares discapacidades de los jinetes.

En las prácticas y también en las competiciones, el jinete debe llevar una indumentaria apropiada, así como elementos de protección, entre ellos un casco. Después de 2002 y en competiciones internacionales, todos los jinetes deben concursar con su propio caballo.

La prueba individual de adiestramiento comprende un programa predeterminado, con determinadas figuras (paso, trote y/o galope), así como un programa libre, más artístico, y cumplido con música de fondo. Los jueces evalúan el trabajo de cada concursante, y dan una nota comprendida entre 0 y 10.

La prueba por equipo en adiestramiento, comprende un programa impuesto efectuado por dos o tres atletas, entre los cuales al menos uno debe ser de la categoría I o II.