Equus africanus asinus Asno – Mitología y simbología


El asno fue un animal consagrado a Príapo y que se le ofrecia en sacrificio desde que este Dios mató a uno en la espedición de Bacoa las Indias por haber tenido la audacia de disputarle el premio de la fuerza. Fue admitido en los misterios de Vesta en recompensa de haber descubierto a esta diosa con sus rebuznos la violencia que intentaba hacerla Príamo mientras dormia.

Los egipcios consideraban en el asno un símbolo de Tifón y trazaban su figura sobre las tortas que ofrecían a este Dios del mal. El Asno era muy mal tratado en Coptos. Los habitantes de Busiris, de Abydos y Licópolis tocaban la trompeta imitando el rebuzno del Asno. Entre los egipcios se representaba a la ignorancia con una cabeza de este animal. Cuando querían designar una obra de poca duración, figuraban un asno a gran galope a causa de que cuando galopa por fantasía, no es más que por un instante, volviendo a tomar muy luego su paso natural.

Los romanos conservaron mucha parte de esta aversión contra el asno y encontrarse con uno se consideraba como mal presagio. Se ha conservado una fábula singular donde el Asno hace un papel de bastante importancia. Luego que Júpiter hubo tomado posesión del imperio del mundo y los mortales coucurrieron en tropel a ofrecer incienso en sus altares, movido el Dios de su piedad les prometió atender al deseo que ellos formasen. Los hombres pidieron el don de una eterna juventud sin pasar jamás al triste estado de la vejez.

Júpiter encargó al asno llevar este don inestimable, pero sintiéndose fatigado se acercó a una fuente para refrescarse. Laserpiente que la guardaba dio a entender al asno que para beber, era necesario que le cediese antes el tesoro que llevaba. El estúpido animal no tuvo dificultad en cambiar por algunos sorbos de agua un licor mas precioso que el néctar. Desde entonces tienen las serpientes el privilegio de cambiar de piel y de volver a tomar toda la frescura y vigor de la juventud, al paso que los mortales están sujetos como antes a la vejez y á la muerte.