Equus africanus asinus Asno – Población


En América latina hay 7,7 millones de cabezas actualmente, principalmente en México (3,25 millones), Colombia (710.000), Bolivia (720.000), Perú (520.000) y Venezuela (440.000).

En Asia hay más de 20 millones de burros, unos 11 millones en China, el resto esta en su mayoría enPakistán (3,9 millones) e India (1,6 millones).

Hay países que la población se ha reducido en gran medida hasta 1996, por diversas causas, como la modernización de los medios de transporte; ejemplos son Irán (que pasó de 2,16 millones a 1,4 desde 1976), Irak (pasó en tres décadas de 530.000 a 145.000),Turquía (decreció de 1,97 millones en 1966 a 800.000), Yemen (790.000 en 1976 a 500.000), Marruecos (1,2 millones en 1976 a 880.000), Sudáfrica (de 310.000 a 100.000 cabezas en solo diez años) y Brasil (de 1,46 millones a 1,37 desde 1976). Otra razón de esta reducción son hambrunas, sequías, malas condiciones de vida y guerras civiles como la de Afganistán que pasa de 1.325.000 animales en los años ochenta a 1.160.000 actualmente.

Pero donde la reducción más drástica se ha dado en Europa, los burros pasaron de 2 millones de cabezas a medio millón en tres décadas. Las varias razas autóctonas españolas se encuentran en peligro de extinción, en especial la raza zamorano-leonesa y la catalana. Esto ha propiciado la aparición de iniciativas para su defensa, llegando incluso a usarlo para fines dedicados, en principio, a caballos

El asno en la literatura y en la cultura popular

La larga historia del uso de burros por los humanos significa que hay un gran almacenamiento de referencias culturales a éste.

En las fábulas de Esopo la figura del burro representa el papel de los humildes en diversas situaciones: algunas veces se cree importante y los poderosos le ponen en su lugar como en el asno y el león o el asno y la imagen, aunque también el humilde asno da alguna lección a los poderosos y los arrogantes como en el asno y el lobo o en el caballo y el asno. Además representa al compañero confiado que es traicionado por un amigo malintencionado como en el burro y la cabra o la zorra y el burro.