Festucosis


Efectos tóxicos

Los principales efectos tóxicos asociados con la presencia del hongo son:

En bovinos:

Pie de festuca: está asociada a los meses de invierno, con bajas temperaturas, donde el efecto de vasoconstricción se ve potenciado. La causa principal de este efecto es el estrechamiento de las paredes del sistema circulatorio, especialmente en las zonas más alejadas del corazón. Se manifiesta con una zona de enrojecimiento de las patas de los animales, con aumento de la temperatura; el animal manifiesta dificultades para caminar, lo hace lentamente y con dolor. En estadios avanzados de la enfermedad cesa el paso de sangre hasta la falange y ésta se pierde; el animal pierde la movilidad casi por completo, queda rengo. El mismo fenómeno se puede apreciar en la punta de la cola y orejas.

Síndrome distérmico: es común en verano, en que los animales presentan síntomas tales como alta temperatura, fuerte salivación, búsqueda afanosa de sombra a toda hora, y de agua para introducirse en ella y enfriar sus extremidades. Se reduce hasta en un 60% el horario de ingesta de alimentos, y —por ende— la cantidad de alimentos ingerida. Eso provoca bajas en la producción de leche y de carne. La producción de leche puede disminuir en un 50%, y la de carne puede ser nula o negativa. En días calurosos, el movimiento forzado de los animales produce una distermia extrema, causando frecuentemente muerte de los animales.

Disminución de la fertilidad: asociado a la baja ganancia de peso y a otros efectos clínicos, como la disminución de la prolactina, y en los toros muerte de espermatozoides por la alta temperatura. La proporción de animales preñados se ve severamente disminuida. No es raro que menos de la mitad de los animales queden preñados en esas circunstancias. También hay menor peso al nacimiento, lo que compromete la supervivencia de los terneros.

Necrosis grasa: un efecto poco común, que produce dificultades de parto por deposición de tejido graso necrótico en el canal de parto.

En equinos:

Aborto: las yeguas que consumen festucas tóxicas abortan en casi su totalidad, en cualquier estado de su preñez. La causa de este fenómeno en equinos está asociada a un aumento importante del espesor útero-placentario y la separación prematura del alantocorion.