Hipódromo de San Isidro


Hipódromo de San Isidro

El Hipódromo de San Isidro es un hipódromoque está ubicado en el Partido de San Isidro, en laprovincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con una pista de césped de 2.783 metros de longiud por 45 metros de ancho, lo que permite realizar carreras de 1.000 metros sin codo, además posee una de arena de 2.590 metros de largo por 31 de ancho.

Historia

Ante el creciemiento que experimentaba la actividad hípica en Argentina, en 1926 el Jockey Club con el objetivo de construir un nuevo hipódromo, adquirió unos terrenos (aproximadamente 316 hectáreas) conocidos como la chacra de Aguirre en la localidad de San Isidro, Provincia de Buenos Aires, distante 22 kilómetros al norte de Capital Federal. En la actualidad, dichos terrenos se encuentran plenamente integrados a la trama urbana de la metrópoli.

Aprovechando el gran tamaño de los terrenos, se decidió construir una pista oval de 2.783 metros de longitud, inaugurando las instalaciones el 8 de diciembre de 1935. En la jornada de inauguración, el jinete uruguayo Irineo Leguisamo ganó la primera carrera disputada en la historia del Hipódromo de San Isidro.

Junto con la pista principal hecha en césped, se construyeron con el tiempo pistas de entrenamiento, boxes y un hospital veterinario, rodeadas de parques. Previamente se habían construido dos canchas de golf de 18 hoyos, diseñadas por Allister Mckenzie, las que fueron abiertas al público en 1930. En 1940 comenzó la construcción de una sede social social de estilo inglés, el Club House del Golf, y ese mismo año se inauguraron las dos primeras canchas de polo, de las siete con las que cuenta actualmente. Además se construyeron piletas de natación, canchas de tenis y campos de fútbol.

Una de las características de San Isidro es la gran capacidad que posee para recibir público, pudiendo albergar a 100.000 espectadores. En 1952, durante la disputa del Gran Premio Carlos Pellegrini, experimentó la asistencia récord de 102.600 personas, quienes fueron testigos de la victoria del ejemplar Branding.

El 25 de mayo de 1953 el Jockey Club fue declarado disuelto por razones políticas y el hipódromo fue cerrado, durante el segundo gobierno de Juan Domingo Perón, pasando las propiedades del Club a poder del Estado. A partir de entonces sólo las pistas de entrenamiento se mantenían en funcionamiento, y las instalaciones comenzaron a deteriorarse progresivamente.