Influenza Equina 4


Patogenia y Sintomatología: diagnóstico clínico

El virus de Influenza equina se multiplica en las células epiteliales del tracto respiratorio superior e inferior, produciendo inflamaciónde las membranas mucosas con descarga nasal y tos severa.
Esta enfermedad es altamente contagiosa y se disemina rápidamente entre los caballos de un mismo establo y de establos de otras regiones, debido a que el virus se esparce por los aerosoles generados por la tos así como por intermedio de comederos y bebederos,forrajes contaminados; la mayor cantidad de virus proviene de los lugares con destilación nasal, la orina y las materias fecales.

La mortalidad es rara, pero en el caso de afectar a yeguas preñadas la fiebre prolongada puede producir aborto. En algunos casos se presenta neumonía como consecuencia de infecciones bacterianas secundarias. Los signos clínicos asociados al subtipo H7N7 son menos severos que los producidos por el subtipo H3N8.

Al principio del mal suele haber constipación y más adelante diarrea con cólicos suaves. Los síntomas de enfermedad aparecen de 1 a 3 días después de producirse la infección.

Síntomas

  • Inicio abrupto.
  • Fiebre hasta los 42 °C.
  • Tos seca, dura y no productiva, puede persistir durante una a tres semanas.
  • Descarga nasal serosa al principio y luego mucopurulenta.
  • Depresión, anorexia y debilidad, decaimiento.
  • Inmovilidad, cansancio, rigidez para echarse o levantarse son síntomas muy comunes.
  • Edemas en los párpados y en el forro.
  • Descarga lagrimal con abundantes lágrimas.
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos.
  • Laminitis.
  • Disnea exhalatoria.
  • Conjuntivitis.

Sin embargo los animales enfermos de influenza, si no son debidamente cuidados, pueden sufrir infecciones bacterianas que avanzan hasta el pulmón, provocando bronquitis y bronconeumonías que sí pueden ser graves. Más raramente se producen problemas cardiacos, gastrointestinales y hemorragias pulmonares por esfuerzo.

La mucosa respiratoria se presenta congestiva, pudiendo detectarse faringitis, laringitis y traqueitis. Ocasionalmente se detecta bronconeumonía y miocarditis. Los ganglios linfáticos del cuello pueden estar aumentados de volumen.

La tos desaparece a las 3 o 4 semanas, siempre que no se haya complicado la enfermedad. Durante el curso de la enfermedad no se harán trabajar a los animales afectados y una vez superada la misma es recomendable establecer un período de por lo menos 10 días de inactividad.