La recuperación Criolla y El Caballo Chileno


Hubo un grupo de estancieros leales a las aptitudes del caballo criollo, que mantuvo sus animales sin mestizar, con las características adquiridas a través de 400 años de selección natural. A principios del Siglo XX, pese a todo, aún existían caballadas salvajes en laPatagonia, y también cerca de Buenos Aires, en los relictos de Sierras de la Ventania o Sierras de la Ventana y Sierras de Tandilia.

La recuperación del caballo criollo, con una selección científica, la lideró Emilio Solanet. Con un grupo de criadores fundó laAsociación de Criadores de Caballos Criollos, recuperando la raza, convirtiendo al caballo criollo en un caballo versátil, económico, rústico y dócil.

Sus dos ejemplares más famosos, Mancha y Gato, recorrieron el Continente Americano desde Buenos Aires a Nueva York, guiados por Aimé F. Tschiffelly, batiendo récords de distancia y altura.

Caballo chileno

El caballo chileno, también conocido como corralero, es una raza de caballopresente en las zonas rurales de Chile, sobre todo en la zona central y sur de este país. Presenta una musculatura especializada para la velocidad y una adaptación para una vida en áreas montañosas. Sus cascos son fuertes y su doble capa de pelo lo hace muy adaptable a climas fríos así como a cálidos y secos.

Es utilizado para diversas actividades ganaderas, para arrear ganado. Debido a su mediana alzada es especial para la práctica del rodeo chileno.

Durante el gobierno del presidente Sebastián Piñera Echenique, fue declarado Monumento natural chileno.

Historia

Los caballos arribaron a América en 1493 en el segundo viaje de Cristóbal Colón, llegando a  Isla Española. Desde ahí se multiplicaron para posteriormente reunirse en gran número en Jamaica y México, lugares desde donde la corona concedió los caballos suficientes a los conquistadores para llevar a cabo sus expediciones al interior del continente americano.
Estos caballos eran de raza española y eran principalmente de 3 tipos:

  • el caballo español de Castilla,
  • el caballo andaluz de la época y
  • el caballo tipo jaca y rocín.

Los orígenes del caballo chileno se remontan al año 1540, cuando el conquistador Pedro de Valdivia introdujo desde el Virreinato del Perú en su expedición los primeros 75 ejemplares entre potros y yeguas, con los que cruzó el desierto de Atacama; en la expedición, realizada en época de poca nieve para intentar reducir la dificultad del recorrido, Valdivia perdió buena parte del ganado.