Pelaje de la cabeza de un caballo


En la cabeza

Barra o cordón: tiene una línea blanca de los ojos al hocico, pudiendo ser más o menos ancha.

Cabeza de moro: la cabeza es de un tono más oscuro que el cuerpo.

Carablanca: la parte frontal de la cara es totalmente blanca, incluyendo la zona de los ojos.

Careto: tiene una mancha blanca que se va ensanchando desde la frente hasta el hocico.

Corte: tiene una mancha blanca en el hocico.

Lucero: tiene una mancha blanca en la frente, que puede ser en rombo, en media luna, en cruz, etc.

En las extremidades

Cuando algunas extremidades son blancas, el caballo se denomina albo y se diferencian en:

Calzado alto: va desde el casco hasta el codo o la rodilla.

Calzado medio: va desde el casco hasta la mitad de la caña.

Calzado bajo: va desde el casco hasta el menudillo.

Calcetín: fina línea junto al casco.

Se dice que un caballo está armiñado cuando tiene alrededor de su corona manchas negras. En cualquier caso se dirá entonces que el caballo está «calzado de…», pero cuando hay más de una extremidad, diremos que el caballo es:

Unialbo: cuando sólo calza una extremidad, independientemente de cuál sea.

Bialbo: cuando calza dos extremidades, independientemente de cuáles sean.

Trialbo: cuando calza tres extremidades.

Cuatrialbo: cuando calza las cuatro.

Remolinos

Variación de la dirección del crecimiento del pelo en zonas concretas del cuerpo como en la cruz.

Espejuelos

Zonas de córnea blanda en la parte interna de las extremidades, se los supone vestigios del meñique (quinto dedo) a la altura de las rodillas y los corvejones.

Biología y comportamiento

En la naturaleza los caballos son presas de los depredadores y por ello tienen fuertes instintos de huida y defensa. Su primera reacción ante una amenaza es asustarse y huir pero también son capaces de defenderse cuando no pueden escapar o cuando se amenaza a sus crías.

Suelen ser curiosos, y cuando se asustan suelen investigar un instante sobre la causa de su miedo y no siempre huyen al descubrir que hay peligro. La mayoría de las razas de silla se han desarrollado por su velocidad, agilidad, resistencia y estado de alerta; cualidades naturales que provienen de sus ancestros salvajes.