Pottoka


Pottoka, voz del euskera pequeño caballo, es el nombre con el que se conoce una raza de Equus caballus de pequeña envergadura o poni, que habitaron durante la antigüedad los territorios montañosos de la Cordillera Cantábrica, en la Península Ibérica y de los Pirineos occidentales en ambas vertientes .

Se distinguen al menos seis subtipos en este grupo cántabro-pirenaico: elgarrano de Portugal, el Caballo de Pura Raza Gallega en Galicia, el asturcón enAsturias, el monchino en Cantabria, el losino en el norte de Burgos y la pottoka que se conserva en áreas del País Vasco, Navarra y del País Vasco francés, donde es especialmente criada. El caballo de Merens también es incluido en este grupo de caballos por parte de diversos autores.

Características

Es un poni de aceptable conformación general y que puede definirse como un animal elipométrico, subcóncavo y subrevilíneo o mediolíneo. La alzada media oscila entre 1,25m de las hembras y 1,23m de lo machos. El perfil de la cabeza varía del recto al subcóncavo, siendo en general una cabeza armónica, piramidal y proporcionada. La cara es recta, con un tupé característico. Las capas pueden ser negra o castaña muy oscura. Los pottokas de pura raza son de capa totalmente negra y las manchas; otro color que no sea el negro o el castaño muy oscuro son síntomas de mestizaje.

Son animales a los que se puede definir como équidos resistentes, rápidos, rústicos, fuertes, dóciles y aptos para la caza, monta, paseos y saltos de obstáculos. Han sido precisamente estas últimas funciones, las que están ayudando a que esta raza no desaparezca, a pesar de encontrarse en peligro de extinción. Sus características están mejor explicadas en la web de “Zaldibi Aralar Pottoka Elkartea”.

Uso del pottoka como animal de trabajo

En el pasado se les ha utilizado como tractores de los vagones en las minas, para las labores de labranza y tiro en los caseríos, limpieza de argomas y pastos de montaña, en las eras para la trilla de los cereales y como suministro de carne en carnicerías.

Las Diputaciones Forales de Vizcaya y Guipúzcoa disponen de dos centros de cría y multiplicación de esta raza. En el País Vasco francés (Labort, Sola y Baja Navarra) está más extendida su crianza, y en Navarra ahora se está empezando a trabajar a nivel particular para recuperarla y promocionarla.