Razas de caballos: Árabe-Portuguesa, Asturcón, Avelinés, Azteca


Raza Árabe-portuguesa

  • País: Indonesia.
  • Historia: se cree que los caballos llegaron a la isla hace 2000 años. Esa raza primitiva se cruzó con los caballos portugueses en el siglo XVI y con los de raza árabe durante la llegada del Islam.
  • Características: cabeza alargada, dorso corto, extremidades delgadas y cascos grandes.

Raza Asturcón

  • País: España (Asturias).
  • Caballo tipo poni, muy rústico procedente de Asturias (abundante en la Sierra del Sueve), actualmente quedan pocos ejemplares en estado semi-salvaje, en estos momentos se está intentado que la raza original, no desaparezca, de su estado semi-salvaje.
  • Características:
  • Es un equino de una altura entre el 115 cm hasta 128 cm, de capa negra, con huesos dobles, rústico, con cascos fuertes, es un caballo que soporta muy bien las inclemencias del tiempo.
  • En Asturias hay una asociación para proteger la raza: ASTURCÓN.

Raza Aveliñés

  • País: Italia.

Historia

En la zona de Bolzano, existe una localidad denominada Avelengo, que dio nombre a este equino. El origen de esta raza se remonta a la Edad Media, procediendo de caballos de estirpe oriental. Oficialmente su nacimiento se fecha en 1874, cuando del cruce entre un semental bereber y una yegua indígena naciera “Folie”, cabeza de estirpe de esta raza. Su cría se realiza en estado salvaje.

Características

  • Poni de talla grande.
  • Altura de la cruz: de 134 a 144 cm
  • Capas principales: alazán claro, con colas y crines blancos.
  • Cabeza bien proporcionada, con perfil rectilíneo y una mancha blanca en la frente.
  • Extremidades cortas pero fuertes.
  • Grupa redondeada y también fuerte.
  • Pelo fino y brillante.
  • Muy longevo.

El pura raza dispone de dos marcas; una en el cuello y otra en el muslo izquierdo. Dicha marca es un dibujo estilizado de la estrella alpina con dos letras en el centro: HI (Haflinger Italia) (Haflinger es la traducción alemana de Avelengo).

Raza Azteca

País: México.

En 1969 la Casa Domecq México, a través de don Antonio Ariza, organizó una visita de 300 charros mexicanos a España, en donde se adquirió para México un lote de caballos y yeguas de raza española, que promovió el desarrollo del caballo de esta raza en México.