Razas de caballos: Buckskin, Budyonny, Altai, Andaluz, Retuertas, Murgues


Raza Buckskin

Características

  • Capa principal leonada clara con tendencia al amarillo o al rojizo.
  • Cola y crines negras. Habitualmente también presenta una línea negra en el lomo, desde la cruz hasta la cola.
  • Altura de la cruz: de 145 a 155 cm
  • Cabeza recta, cuello delgado y de longitud media.
  • Grupa inclinada y fuerte.
  • Extremidades cortas y huesudas, pero que han demostrado ser muy resistentes.

Raza Budyonny

País: Rusia

Historia

Debe su nombre a un antiguo mariscal Semyon Budyonny, héroe de caballería durante la Revolución Rusa que fundó la raza en las caballerizas militares de Rostov. Surgió así primeramente como caballo militar, si bien en el 2007 se le considera como una de las razas más destacadas dentro de la doma clásica. Cabe destacar el aporte del Pura Sangre Inglés en la formación de esta raza.

Características

  • Capas principales: negro, bayo y alazán.
  • Altura de la cruz: de 150 a 160 cm
  • Su estructura corporal, compacta y fuerte, le convierten en un estupendo caballo de silla.
  • Su cuerpo es redondeado y armonioso.
  • Cabeza noble, de ojos grandes y orejas pequeñas.
  • Sus extremidades son largas y enjutas.

Raza Caballo Altai

Raza Caballo andaluz

Raza Caballo de las retuertas

El caballo de las retuertas es una raza equina española, originaria de Huelva y más concretamente de la Reserva Biológica de Donaña, que pertenece al CSIC. Según estudios genéticos es la raza equina europea más antigua y la única que vive en libertad y aislada de otras poblaciones. El caballo de las retuertas es de mediana alzada, perfil acarenado y rústico, lo que unido a su carácter arisco hizo que dejara de usarse como animal de trabajo y carga. Actualmente el número de ejemplares puros es muy reducido, siendo el resto cruces con andaluces y marismeños en distinto grado.

Raza Caballo de las Murgues

País: Italia

Historia

Raza originaria de Puglia, en la italiana zona de las Murgues. Su origen se calcula en el siglo XV. Por sus venas corre sangre oriental, de los caballos del este que fueron llevados al sur de Italia por los españoles. En su tiempo, fue considerado como un magnífico caballo para el ejército. En la actualidad se utiliza como caballo de campo.