Razas Equinas: Caballo Criollo


Raza Criolla

Biometría – Talla: Ideal 1,44 m. Las fluctuaciones máximas para los machos serán entre 1,40 m y 1,48 m pudiendo aceptarse como excepción hasta de 1,50 m y no menos de 1,38m. Previa resolución de jurado de admisión o inspector actuante. Hembras 2 cm. Menos.- Perímetro torácico: ideal 1,78 m. Hembras 2 cm. Más.- Perímetro de la caña: ideal 0,19 m. Hembras 1 cm. Menos. Las fluctuaciones de las medidas deberán guardar la debida armonía con las indicadas para la talla.

Pelajes: Con excepción del “pintado” y el “tobiano” se aceptan todos los pelajes, procurándose la paulatina eliminación de animales con tendencia hacia la despigmentación y albinismo.

Cabeza de perfil preferentemente rectilíneo o subconvexilíneo. En conjunto corta, liviana, de base ancha y vértice fino proporcionalmente mucho cráneo y poca cara. Frente ancha y más bien plana. Carrillos destacados y separados entre sí ojos vivaces y expresivos, orejas chicas, anchas en su base, separadas y paralelas. Ollares medianos. La cabeza debe denotar la pureza racial, el carácter y la natural diferenciación sexual entre machos y hembras.

Cuello de suficiente largo flexibilidad. Musculado en su inserción superior con la cabeza. Ligeramente convexo en su línea superior y recto en la inferior. Su eje se unirá al tronco en un ángulo casi recto con las paletas.

Tronco visto de costado, profundo desde la cruz a la cinchera y de frente, de forma oval. De buen desarrollo en su perímetro y cerca del suelo. Costillas moderadamente arqueadas y abiertas hacia abajo y hacia atrás. Vientre amplio, continuando insensiblemente el perfil interior del tórax.

Lomo de largo mediano, fuerte, fuerte, firme y ancho y musculado hacia el posterior. Suavemente unido a la cruz y al riñón con los que conformará una correcta línea superior.

Pecho medianamente ancho, musculado, y bien descendido. El esternón se ubicará aproximadamente al la mitad de la alzada del animal.

Grupa de buen largo y musculada, de ancho de ancho mediano y suavemente inclinada.

Vista del posterior, redondeada, sin protuberancias óseas ni hendiduras perceptibles.

Extremidades cortas y robustas.

Todas estas características le dan al caballo criollo una gran resistencia a la fatiga. Anualmente en Argentina y Uruguay se realizan carreras de resistencia en las que se recorre 750 km en 15 días, comiendo los animales solamente pasto natural, y sin recibir tratamiento médico de ningún tipo.