Reproducción Equina – Los partos


Las yeguas madres debido al estar por parir, son separadas de los otras, para beneficio de los 2, la yegua y el potrillo a nacer. Precisamente la separación de las otras yeguas, permite mantener mejor monitoreadas por los humanos, por cualquier problema que pueda ocurrir durante el parto.
En el hemisferio norte y en el sur,existen, boxes de parto o parideras en la mayoría de los haras o estaciones de cría.

Originalmente, esto era debido en parte como protección del duro invierno, presente cuando las yeguas tienen sus crías, pero en lugares con climas mas moderados, estos boxes especiales son muy comunes, permitiendo una cercana vigilancia y monitoreo de las yeguas por parir.

Criadores pequeños generalmente utilizan boxes mas pequeños pero, alargados en profundidad, lo que les permite quitar la pared y unir 2 boxes, para hacer uno grande. En climas mas livianos como los del hemisferio sur, se ve con frecuencia a la mayoría de las madres afuera, a menudo en un pequeño piquete cercano a los boxes de parto, especialmente construidos para el parto, especialmente en los grandes haras.

La mayoría de los haras alrededor del mundo emplean tecnología para alertar al personal especializados, para saber cuando una yegua va a tener cría, incluyendo webcams, circuitos cerrados de televisión, o diferentes tipos de dispositivos de alerta, que se manejan de forma remota y que envían una alarma cuando la yegua se echa para parir.

De otra forma, algunos criadores, particularmente aquellos que se encuentran en áreas remotas o con un gran numero de yeguas, dejan que hagan su parto a la intemperie en el campo, pero se ve altos promedios de mortalidad, tanto de potrillos como de yeguas, utilizando este sistema.

La mayoría de las yeguas hacen su parto a la noche o temprano en la mañana y es preferible que tengan su parto solas, mientras es posible. La labor de parto es rápido, frecuentemente no mas de 30 minutos, y cuando los cascos de las manos del potro se encuentran afuera, el resto del parto se realiza en 15 a 20 minutos. Una vez que el potro ha nacido, la madre va a limpiar y lamer y ayudar a la circulación sanguínea.