Rodeo chileno – Rodeo femenino


Durante muchos años el rodeo fue una actividad exclusiva para los hombres. Las mujeres participaban en los rodeos en distintas funciones administrativas, pero jamás entraban a correr a la medialuna. Esta situación comenzó a cambiar recién a finales de la década de 1990 cuando las mujeres fueron aceptadas a participar en las Pruebas Ecuestres Chilenas (PECH).

Tiempo después las mujeres se siguieron organizando y exigiendo cada vez más que fueran incluidas en el movimiento de la rienda y en los rodeos, creando distintas organizaciones.

Es así como en el año 2003 la Federación del Rodeo Chileno autorizó la participación femenina en el movimiento de la rienda y dos años más tarde, con la realización del Campeonato Nacional de Rodeo de 2005, se realizó el primer campeonato nacional de movimiento de la rienda femenino, evento que fue ganado por la amazona Romané Soto en “Plebiscito” con 57 puntos.

A pesar de que con los años se ha ido masificado el movimiento de la rienda femenino, la calidad de las amazonas no es el óptimo y para el Campeonato Nacional de Rodeo de 2009 sólo logró clasificar un binomio para la final (el de Romané Soto con “Aviador”). Este binomio finalmente fue el campeón con apenas 44 unidades.

A pesar de que el movimiento de la rienda femenino se masificó mucho en poco tiempo, la Federación del Rodeo Chileno no se decidía a abolir el artículo 181 de su reglamento que decía que las corridas de vacas sólo pueden ser una competencia de hombres. El 12 de octubre de 2009 se realizó el primer rodeo promocional femenino en la medialuna Santa Filomena de Colina.

Este evento contó con la presencia de más de tres mil espectadores y fue un gran evento mediático que congregó a treinta colleras. En el año del Bicentenario de Chile, bajo el gobierno del Presidente Sebastián Piñera se abolió el artículo 181 y se permitió que las mujeres disputen rodeos federados en igual condiciones que los hombres.

En el Campeonato Nacional de Rodeo de 2012, Michelle Recart se convirtió en la primera mujer en clasificar a la Serie de Campeones de un Campeonato Nacional de Rodeo.